martes, 19 de agosto de 2014

Un pequeño secreto.

Me encantan las mentes fuertes, con ideas, claras y a veces algo perturbadas, me encantan las mentes que no se amilanan, con las que puedo hablar en frases cortas sin tanta explicación, las que preguntan, sin esquemas ni prejuicios, las que a pesar de sus temores se arriesgan, sigilosamente, sin desesperación, las mentes que a pesar de su frialdad y sus cálculos maquiavélicos son bondadosas, las mentes que mantienen el paso y no agotan, las mentes con alma. He pensado que el secreto para cualquier relación está en el poder que generan las mentes involucradas, en la brillantez para seguir su camino. 


1 comentario:

  1. "Me encantan las mentes con alma". De seguro encuadraré esa frase...

    ResponderEliminar